Un perfecto desconocido

Érase una vez un dibujante que no dibujaba y que decidió hacerlo cuando entendió cuán breve es la vida.
He aquí un resumen de mi periplo.

  • Dibujo: Enrique 7 años

    1977-84

    Los albores

    En lápices, rotuladores, pinceles, papel y alguna pared desprevenida encuentro los primeros aliados para expresar ideas que escapan a mi elemental vocabulario. Ese medio me resulta natural. Quizás ayudó haber nacido en Los Andes venezolanos.

    Dibujo: Enrique 7 años

  • Proyecto experimental 7mutantes con Joche Cordova

    1985-90

    Domesticación y fuga

    Uniforme, normas, jerarquía. Mientras iba tomando contacto con los rieles que aguardan al joven del mundo moderno, llegan a mi jardín secreto las primeras experiencias de creación musical.

    Proyecto: 7mutantes

  • Proyecto: Grupo de Editores Alternativos

    1991-96

    El despertar

    Descubrí que no estába sólo en mis inquietudes. Los primeros amigos de vida traen consigo nuevas ideas, nuevas lecturas, nuevos sonidos, nuevos amores. Jóvenes afines construimos espacios de libertad mientras editamos fanzines. Dibujo, transgresión, contracultura. “Para nacer hay que romper el mundo” Hermann Hesse.

    Proyecto: Grupo de Editores Alternativos

  • Dibujo: detalle de cómic para la materia ilustración

    1997-2000

    Si, pero hay que comer

    Los primeros empleos se debatían las horas con mi formación formal1 e informal2. En la primera aprendí que en el mundo hay mucha gente creativa trabajando con aínco en crear necesidades ficticias a sus prójimos. Felizmente también tuve profesores que me ayudaron a crecer y uno particularmente reforzó mi amor al cómic. En la segunda que hay formas menos nocivas de ganarse la vida, pero peor pagadas. En medio del dilema internet apenas gatea y se me presenta como un gran campo de trabajo apenas explorado.

    Detalle: cómic para la materia de ilustración

  • Dibujo: Enrique Luque 7 años

    2001-05

    Zarpando a la aventura

    Para crecer hay que viajar. La sed de conocimiento y sobre todo la curiosidad me invitan a saltar el charco atlántico, rumbo a Europa. Cambio de colores, de estaciones, acentos, relaciones. Nuevos retos y también nuevas morriñas. Tras un inesperado período "sin papeles" que exigió sacrificios pude profundizar profesionalmente en el diseño web, con la satisfacción de ayudar a otros a conseguir sus objetivos y expandir sus servicios. Al mismo tiempo descubro que no soy inmortal.

    Collage: Engranajes submarinos

  • Detalle código HTML

    2006-11

    Equilibrio y código

    Tras el riesgo llegó la estabilidad, seguido del éxito profesional. Sin embargo un gusanillo interior no dejaba de decirme que a pesar de estar bien nutrido, que las máquinas y los códigos alfanuméricos no estaban del todo mal, no le proporcionaba apenas dibujo, música, arte, algún legado para los demás. Un proyecto empujaba fuerte exigiendo su lugar de importancia, porque una parte de mí estaba seriamente en peligro de extinción.

    Detalle: Código HTML

  • Detalle de EL NUDO, webcomic

    2012-14

    El desafío

    Período de cambios profundos, distintas culturas, distintas lenguas. El firme propósito de reconvertirme profesionalmente antes de llegar a la edad senil y por tanto, dibujo, dibujo y más dibujo. Hay cosas difíciles y que un dibujante consiga vivir del cómic es una de ellas, pero los sueños no pueden esperar eternamente. Nos piden cada día hacer algo por sacarlos del limbo ¡y sólo hay una forma de conseguirlo!
    (y quién sabe, podría acabar haciendo la banda sonora por el camino) 
    “El fracaso más grande es nunca haberlo intentado” Proverbio chino.

    Detalle: EL NUDO

  • Ahora
    estoy
    Aquí